Foto del perfil de Francisco LunaNuestro planeta y su humanidad, actualmente vive en tres Guerras constantes…

La segunda de ellas es, “La guerra del miedo”.

Hoy vivimos inmersos en muchos miedos que de pronto se convierten en odio y luego cambian de improviso a la resignación y el resentimiento.

Por ejemplo, ¿Qué es la fe? Muchos tienen la mala costumbre de atribuir esta sencilla palabra a las religiones, y cuando lo hacen, inmediatamente la rechazan cayendo en el juego de denostar y estigmatizar a otros estableciendo in situ una nueva y gran barrera entre los seres humanos.

Sin duda estamos en un momento histórico al ser testigos de cómo la infraestructura de las iglesias de todas las confesiones y alrededor de todo el mundo, cae en picada al abismo del olvido y entre una marejada de desprecio, ya que lo único que han legado al mundo ha sido nada más que un ostentoso enriquecimiento y la burla que representa la acumulación de tesoros artísticos, en medio de tanto pecados que los guías espirituales camuflaban bajo la bandera de un evangelio espiritual.

Y… ¿Qué puedes decir en cuanto a que nuestros sistemas de educación, el cual se embrutece cada día más y más? No creo que seamos tan ciegos para darnos cuenta que la calidad de la educación ha caído casi a cero en todo el mundo, y sin embargo, nuestras autoridades la fomentan, la consienten y más encima, la recargan con mayores gastos y costos.

Sin embargo, allí tenemos a los medios de comunicación de todo tipo, que nos llenan la cabeza de fútbol, nos hablan de la última “hazaña” de Justin Beaver y nos mantienen al día con el escándalo del último reality show del momento… y lo peor es que los mismos que reciben la mala educación, son los primeros que consumen toda esta mierda. Y claro, después viven con el miedo y la incertidumbre de no encontrar trabajo en su área una vez que terminaron sus estudios y que al mismo tiempo, se ven con una gran deuda que tendrán que pagar obligatoriamente en cuotas durante 10, 15 o 20 años.

¿Estás consiente que desde el año 2005 a la fecha, es la única época en la humanidad en que más conflictos y disputas territoriales, guerrillas y/o guerras civiles y amenazas de guerra están sucediendo mientras lees estas líneas? La gente casi se desmaya con la idea de una guerra en su región, y sin embargo es capaz de cerrar todo su corazón y humanidad porque cree que han sido despojados injustamente de sus tierras, porque piensan con  sin razón que los demás son traidores o ladrones, o simplemente porque creen que los demás no deberían existir y deberían morir para siempre por lo que les ahn hecho?

Y ¿todo porque otro país tiene la hegemonía sobre los más débiles? ¿A nadie se le ha ocurrido pensar que las ideologías de los políticos, son tan peligrosas como los dogmas de las religiones?; ¿ninguno de nosotros ha reparado aún que los únicos que ganan con estas disputas son los proveedores de armas y un puñado de grupos financieros tanto de los países hegemónicos como de los países débiles?; Si no somos capaces de cambiar ahora ya, y no gracias a las teorías mayas, ni al cambio de vibración de la galaxia, ni al estúpido mensaje del comandante extraterrestre Ashtar Sheran, no podremos sobrevivir a ese implacable juez y verdugo que siempre aparece cada vez que abrimos la boca. Ya es tiempo que entendamos el padre nuestro: “Padre: líbranos del mal (maligno)”.

Pues sí amigos. El primer maligno que tenemos, !somos nosotros mismos! Si somos capaces de darnos cuenta de esta gran verdad ocultada por la gente de poder y conocimiento, no podremos avanzar hacia el perdón que tenemos que darnos. Recuerden el viejo aforismo romano, “divide y vencerás”. Todos los ejemplos de más arriba están implementados para que nos autodestruyamos. Demos pronto este paso. Mírense al espejo y contemplen a su peor enemigo; luego perdónense… y después, despertemos del sueño en que nos han sumido y comencemos a practicar lo que ellos, el gobierno invisible que ya está plenamente identificado, siempre ha rechazado: “Hacer a los demás lo mismo que deseamos que hagan con nosotros”.

Muy fácil, ¿verdad? ¿Qué sucedería en nuestros países, en nuestra comunidad vecinal, si aplicáramos la gran enseñanza que nos regala esta mujer? Comencemos aprendiendo de su sacrificio. Ella no tiene tiempo para maldecir, ni culpar a nadie, ni mucho menos de auto lamentarse por su realidad.

¿TODAVÍA CONTINUARÁS INMOVILIZADO POR EL MIEDO

QUE TE IMPUSO EL GOBIERNO INVISIBLE MUNDIAL?

 

Francisco Luna

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s