Los Illuminati han decidido salir del escondite y crear su web oficial, página de Facebook, perfil de Twitter, YouTube y Vine.Lo más sorprendente es que los propietarios del dominio son jesuitas dueños también del telescopio Lucifer que se encuentra en Arizona y de una radio católica.