¿Por qué los judíos no padecen cáncer?


17 jul 13. ¿Sabías que en Israel mueren AL AÑO apenas 150 personas de cáncer en una población de 7 millones de habitantes mientras en España mueren AL DÍA 1500 y en Alemania 2400? Esta aplastante realidad tiene una espeluznante explicación y voy directo al grano, sin rodeos ni retórica: el sionismo controla la medicina y nos quiere al resto de población no judía (goyim) enfermos. El sionismo impulsa la quimio y controla el gran negocio de las medicinas, desde la ciencia, pasando por las Universidades donde se aliena a los médicos para meternos basura en el cuerpo. No, no es un gen especial que les inmunice, es una conspiración del “pueblo elegido” (de su falso nacional-sionismo) contra el resto del mundo. Al igual que lo llevan haciendo en otros aspectos como la economía, almentación, educación, medios de comunicación, etc etc etc Es parte de la jodida conspiración que denuncio sin parar desde que este blog echó a andar. No digo más, ahí está San Google para afinar bien las búsquedas y encontrarse de frente con la realidad. Ah, por enésima vez, no soy antisemita, soy antisionista. El 17 de Diciembre de 2008, tuvo lugar en Noruega un acontecimiento que pasará a la historia de la humanidad. El Gran Rabino Dr. Esra Iwan Götz, ha firmado un documento en el que reconoce públicamente que los Médicos judíos y especialmente todos los Oncólogos, mayoritariamente judíos, efectúan a sabiendas dos tipos de tratamientos. A los judíos se les trata según la Nueva Medicina Germánica® (Interpretación Biológica de la Enfermedad) y a los no judíos se les da el tratamiento oficial de tortura con quimioterapia y morfina:

Cáncer: espectacularmente escaso en Israel

El director del registro nacional de cáncer en Israel, Dr. Micha Barchana, ha informado recientemente, que la ya baja tasa de casos de cáncer en su país continúa reduciéndose de forma alentadora. Esto se aplica sobre todo en los casos de cáncer de colon, pecho y pulmones. Ya en el año 2004 sólo 152 personas murieron de cáncer de los 7,4 millones de habitantes de Israel. Esto da como resultado la sensacional cifra de 0,4 fallecidos de cáncer por día. Comparativamente: en el mismo año, sólo en Alemania, murieron 220.000 personas de cáncer- por consiguiente 601 personas por día. En Austria fueron un total de 55 fallecidos de cáncer diarios y en Suiza “sólo” 40. En Israel, sin embargo, ¡este valor se sitúa en un porcentaje todavía más bajo! De las estadísticas israelíes se deduce que la mayoría de las víctimas de cáncer tienen su origen en la población no judía. Con lo que la tasa de mortalidad judía es todavía más baja. Y todo esto ¿por qué? ¿Viven los israelíes de forma más sana? Realmente no, pues, por poner un ejemplo, allí también fuman uno de cada 4. La clave está en el propio tratamiento del cáncer: porque en Israel se observa al cáncer desde una visión conjunta y se da prioridad a la desintoxicación de cuerpo, alma y espíritu acompañado de una alimentación sana. De forma muy evidente este enfoque terapéutico natural funciona de forma muy positiva. Lo que es una pena, es que la medicina tradicional en el resto del mundo siga funcionando con el negocio asesino de quimio, radioterapia y operación radical. Esto no ayuda. Mundialmente siguen aumentando los enfermos de cáncer. En el 2006 fallecieron, sólo en Europa, un total de 1,7 millones de personas. Entendidos en la materia calculan que en realidad son muchos más porque muchos pacientes de cáncer mueren por otras causas como consecuencia de los efectos de su tratamiento habitual, y por ello aparecen en las estadísticas de otras enfermedades como fallecidos a causa del corazón o de la circulación. Las cifras pueden aclarar algunas cosas. Cuando la tasa anual de fallecidos por cáncer en un país va relacionada con la cantidad de población correspondiente de cada país, se calcula por millones de habitantes y el valor resultante de los diferentes países se compara unos con otros: de 1 millón de alemanes se calculan 2683 víctimas por año. En los EEUU (compuesto de 25 estados miembros) se sitúa la misma cifra comparativa en 2522 fallecidos y en Israel se sitúa en 21. Como resultado, el riesgo de fallecimiento por cáncer en Europa es 120 veces mayor que en Israel. Sólo se puede hacer una cosa: ¡o emigrar a Israel o dejarse tratar por la medicina natural!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s