PAUPERRIMIZACIÓN GALOPANTE


 
Denuncian la extensión de la pobreza energética entre la población española

Ha habido numerosas bajas de contratos de energía eléctrica en los últimos meses e impagos y devoluciones en suministro de gas y gasóleo para viviendas

 

Los grandes problemas energéticos de nuestro país afectan cada vez más directamente a los ciudadanos y lo hacen no sólo en su bolsillo, a través de las facturas de la luz o las visitas a las gasolineras, sino que llegan ya a afectar a la salud de personas que no pueden permitirse encender la calefacción y que recurren a mantas y ropa de abrigo para malvivir los meses de invierno. Las antiguas chimeneas han sido rehabilitadas por muchos para calentarse este invierno y la duda que planea entre los expertos es cuánto se tardará en recuperar la situación anterior una vez la economía del país comience a recuperarse dentro de unos años.

Recientemente leíamos datos sobre esta situación de pobreza energética como los de la Asociación de Ciencias Ambientales, que señalaba que el 15% de los hogares (más de dos
millones y medio de familias) no tendrán este invierno en casa una temperatura adecuada (entre 18 y 20 grados). En esas condiciones, la proliferación de enfermedades relacionadas con el frío se incrementa considerablemente.

Esta situación no puede dejarnos impasibles y, por ello, CECU exige a las diferentes administraciones implicadas en el sector energético y, en especial, al Ministerio de Industria,
que ponga, de una vez por todas, solución a los problemas de nuestro país con el suministro de energía y, en especial con su elevado precio.

Una solución que, desde el punto de vista de CECU pasa por la utilización de los importantísimos recursos económicos de que dispone nuestro país y que se encuentran absolutamente desaprovechados. Recursos y energías renovables como la del sol, el viento o el mar, que son gratuitas en origen, no hay que comprarlas ni importarlas de ningún país y para las cuales sólo hace falta interés y compromiso de las instituciones: interés por esta riqueza energética que estamos desperdiciando; compromiso por cambiar un sector energético ridículamente caro, absolutamente insostenible y descaradamente opaco, cuya falta de transparencia, situación oligopólica e impúdica mezcla de intereses económicos y políticos está permitiendo, impasible, condenar a millones de personas a un invierno de frío y enfermedad.

Hay soluciones y muchas de ellas (la apuesta por las renovables, la soberanía energética, el fin de los combustibles fósiles y la energía nuclear, la participación de los consumidores en el sector…) fueron tratadas en la jornada sobre El mercado eléctrico y el consumidor, que desarrolló CECU y que dejó claro que los consumidores deseamos otro modelo energético alejado del actual y que pondremos todo de nuestra parte para conseguirlo y hacer que las situaciones de pobreza energética que estamos viviendo sean cosa del pasado.

 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s