DE LOS SLAYER Y TOM ARAYA


Entrevista a Tom Araya: “Me guardo la opinión sobre las religiones”

26 Jun 2009, 12:19

“Me guardo la opinión sobre las religiones”

Aunque nació y vivió cinco años en Viña del Mar (su padre se exilió en 1965 y lo mandó a buscar un año después), Tom Araya (Antonio para los transcordilleranos) vive en Texas y habla muy poco español. Así que, al final, la charla con el Sí! es en inglés. Desde 1982, bajista-cantante de Slayer, Tom pasó por dos Monsters of Rock en Buenos Aires, primero bajo el ala de los Kiss desenmascarados en 1994 y cuatro años después teloneando a Iron Maiden, cuando en la doncella de hierro cantaba Blaze Bayley.

Después de pasar años a la sombra del furor glam de Los Angeles en los ’80, la banda comenzó a salir del ostracismo para surfear la oleada thrash (detrás de Metallica, Megadeth y Anthrax) y lograr masificarse en la costa oeste. Por entonces los fichó el productor Rick Rubin, que además solicitó los servicios de la guitarra de Kerry King para el disco debut de los Beastie Boys. Hoy, Slayer es una banda que agota shows por anticipado en Estados Unidos y le da pelea al tan actual metalcore de bandas como Lamb of God, Shadows Fall y God Forbid. Un subgénero que, dicho sea de paso, ayudó a fundar.

“Creo que bandas como Lamb of God o Mastodon atrajeron a un montón de gente para la gira… Me gustan a pesar de que llevamos públicos diferentes”, sostiene el bajista. También está asombrado por la repercusión de su último disco, Christ Illusion, que vendió en una semana 62.000 copias, sólo en Estados Unidos y debutó en el 5ø lugar del chart de Billboard.

Una frase del tema Cult dio origen al título en la portada del álbum, aunque para Araya la imagen de un Cristo amputado en medio de una especie de Armagedón no haya querido expresar nada en especial. “No había detrás ningún pensamiento, ninguna intención. Me parece una tapa muy buena y un título genial”, dice, un poco parco, el cantante que tiene entre sus discos preferidos de la banda a Seasons in the Abyss y Reign in Blood.

Por más endemoniado y fiero que parezca en escena, Tom es un tipo tranquilo, hasta para hablar. Hace una pausa, y después dispara a quemarropa: “Escucho todas las canciones de Los Beatles, pero según el estado de ánimo que esté también puedo poner algo de Steve Ray Vaughan, Jimi Hendrix, Led Zeppelin y también The Doors”.

¿Traición? Para nada: “Los cuatro somos fans de nuestra banda, de la música que creamos. Sabemos qué nos gusta oír así que, cuando armamos las canciones, lo hacemos con esa mentalidad”, agrega el cuatro cuerdas mientras recuerda aquellas viejas épocas en las que grabaron su primer disco Show No Mercy entre las 11 de la noche y las 7 de la mañana… durante siete días seguidos. Y la polvareda que levantó cuando por primera vez cantó el tema Angel of Death, que abre el disco Reign in Blood y hace referencia al infame médico Joseph Mengele, uno de los “cerebros” del régimen nazi.

“La religión es odio, miedo, guerra, violación…”, dice, entre otras cosas, la canción Cult del último disco de Slayer. Pero, pese a tener letras pseudo satánicas y anticristianas, de chico Araya iba a la iglesia. ¿Traición dos? “Nací en una familia católica y me educaron en el catolicismo”, declara sin anestesia.

—¿Creés en Dios?

—Sí, mucho y también en la Santísima Trinidad. De pequeño, iba a la iglesia junto con mi padre y tomé mi primera comunión. Como persona, soy muy equilibrado porque tengo una fe muy fuerte.

—¿Qué opinás de la religión?

—Tengo mis opiniones y es más prudente guardarlas para mí (risas). Mi iglesia es mi hogar.

Araya comentó el error en el que caía la prensa al decir que los miembros de la banda eran adoradores de Satanás: “Sí, sí, creo que ése es uno de los mayores errores acerca de la banda, sólo somos personas normales”. Si el guitarrista Kerry King compone una buena canción, Araya expresa sus creencias en ella: “No soy uno de esos que dice ‘Esto es una mierda porque no creo en ello’. Para mí, está mejor decir ‘Esto está muy bien, vas a cabrear a la gente con esto'”.

En una entrevista, Araya afirma que “Cristo vino a enseñarnos amor, a no hacerle mal al resto. Ese fue su discurso: Acepta a los demás por cómo son. Vive en paz y ama a los demás”. A la pregunta de si creía en Dios, replicó: “Creo en un ser superior, sí… Pero él nos quiere a todos”.Araya explicó que tiene “una fuerte creencia en la religión”, y la imagen de Slayer ni sus palabras pueden “nunca interferir con lo que creo y lo que siento… La gente no sabe muy bien dónde tienen que preguntarse acerca de sus creencias, a causa de un libro o historia que alguien escribió, o una canción de Slayer”. Araya apareció a su vez en el documental de Sam Dunn Metal: A Headbanger’s Journey, y contestó a la pregunta acerca de su fondo religioso, en el que se definió como católico con una mueca. También replicó a la pregunta “¿Dónde encaja God Hates Us All?”: “Dios no odia a nadie, pero es un título genial “.

En otra entrevista, Araya declaró: “Sí, creo en Dios. Vengo de un país católico, nací y me criaron en un país católico. Mis padres, mi padre y mi madre ayudaban en una iglesia en Los Angeles… De hecho mi padre, que falleció hace un tiempo, era diácono y mi madre todavía enseña catequesis los días domingo. Así que tengo mucha fe en Dios”.

Fuente:

Keko Peralta Casanova
Rockaxis

Jenny Feniak
Edmonton Sun

Pablo Raimondi.
praimondi@clarin.com

La Briola, John
Slayersaves

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s